El Ayuntamiento de Madrid anunciaba esta misma semana su nuevo plan de medio ambiente bautizado como “Plan Cambia 360”, una propuesta que tiene como objetivo fomentar la movilidad sostenible.

En el punto de mira están principalmente los vehículos más contaminantes, por lo que los fondos disponibles irán destinados a acabar con ellos a través de diversas ayudas para los solicitantes. El Plan Cambia 360 arrancará previsiblemente a principios de abril y se prolongará durante tres años.

En materia de movilidad sostenible, el paquete de ayudas incluirá la subvención de vehículos eléctricos tanto para particulares como para mercancías (coches, motos, patinetes, bicicletas…), vehículos con distintivo ambiental C de la DGT y puntos de recarga.
Si bien todavía no se han establecido las cuantías exactas de las ayudas, sabemos que será requisito indispensable para la compra de modelos CERO, ECO y C el achatarramiento de un coche: antiguo en los dos primeros casos y sin distintivo ambiental o con pegatina B en el tercer caso.

Aquellos destinados al transporte discrecional y de ruta, así como los vehículos utilizados para la Distribución Urbana de Mercancías (DUM), se reserva una cuantía de 2 millones anuales, ampliables en todos los casos hasta 5 y 10 millones, respectivamente. En estos casos, el achatarramiento del vehículo antiguo será voluntario.

Respecto a los puntos de recarga, el objetivo es financiar 1.900 puntos a través de una dotación de 12 millones de euros para las tres anualidades. Las ayudas se destinarán a puntos para flotas urbanas con alto volumen de recorridos, infraestructura de acceso público, puntos de recarga en espacios de carácter laboral, aparcamientos de residentes y comunidades de propietarios.