Tras la sentencia del Supremo del pasado 28 de septiembre, la publicación oficial de su texto en el BOE el pasado viernes 6 de noviembre, supone la anulación definitiva del artículo del ROTT que regula el requisito de antigüedad de flota fijado en la última reforma del ROTT.
Así pues, el Tribunal al estimar el recurso contencioso-administrativo interpuesto por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, sentencia que decae el artículo dos, apartado veintidós, del ROTT en lo que se refiere a la impugnación judicial, por no ser ajustado a derecho.
Esta norma afecta tanto al transporte de viajeros, como al de mercancías en el que ya no será necesario para obtener una autorización de transporte público de mercancías nueva disponer de al menos de un vehículo con una antigüedad de menos de cinco meses.