El pasado 17 de marzo de 2020, tuvo lugar la reunión del Departamento de Mercancías del Comité Nacional del Transporte por Carretera.

Uno de los temas que se trataron y que AEM defendió y solicitó su incorporación en la comunicación al Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, es el malestar existente por haber sido excluidas de las ayudas previstas en el Real Decreto-ley 5/2021, de 12 de marzo, de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia de la COVID-19 a las empresas de mensajería con código CNAE 5320.

Se ha generalizado entre la sociedad que el sector de la mensajería no se ha visto afectado por la crisis provocada en la pandemia, sino al contrario, cuando esto no es verdad, puesto que muchas de las empresas que trabajan en este sector, tuvieron que cesar durante las épocas de máxima restricción del estado de alarma, al hacerlo la actividad a la que estaban vinculadas y prestaban sus servicios. Al igual que pequeñas mensajerías, que no podían desarrollar su actividad con normalidad por la disminución de envíos.

Desde AEM hemos pedido que se nos tenga en cuenta para la concesión de estas ayudas. Nuestro sector ha parado menos que otros y ha estado en primera línea de batalla durante toda la pandemia, cubriendo las necesidades que todos solicitábamos desde los domicilios, pero no por ello tenemos que pensar que no necesitamos este apoyo de la Administración, puesto que, durante este tiempo, se ha priorizado la atención a la sociedad sin tener en cuenta otros factores empresariales.